Conceptos básicos sobre especulación financiera

Conceptos básicos sobre especulación financiera

Conceptos básicos sobre especulación financiera. Para aquellos que deseen aventurarse en el mundo de las finanzas, hay algunos conceptos que pueden ser de gran utilidad. A menudo se escucha hablar sobre la especulación financiera, muchas veces con connotaciones críticas y a veces haciendo alusión a una oportunidad de negocio rentable e inteligente. El objetivo de los siguientes párrafos es esclarecer dudas en torno a esta metodología de inversión, para poder analizar si resulta conveniente para el inversor principiante.

Esencialmente se habla de especulación en finanzas haciendo referencia a las operaciones que buscan el beneficio económico inmediato en lugar de la inversión genuina en el desarrollo de un activo. Las finanzas especulativas están basadas en la anticipación: aquel inversor capaz de predecir los movimientos de un activo podrá tener éxito en este tipo de comercio, mientras que si se realiza una predicción equivocada la inversión fracasará.

El mercado de la especulación financiera

Como toda operación comercial, tiene un espacio o mercado idóneo. Es importante para el inversor conocer la noción de mercado para comprender la lógica especulativa, puesto que justamente será quien conozca mejor sus movimientos y fluctuaciones habituales será capaz de anticiparse al futuro de ciertos activos.

El mercado de las especulaciones no es más que un espacio virtual donde, en lugar de comercializarse bienes físicos a precios relativamente estables, se comercializan bienes intangibles a precios relativamente fluctuantes. Los activos que operan en el mercado de las finanzas son, principalmente, las divisas, las acciones y las commodities.

Sabiendo esto, se puede relacionar este espacio de compra-venta con la especulación financiera. Esta se da cuando un inversor decide adquirir uno de estos activos mencionados ante la suposición de que, en el corto plazo, su precio aumentará y podrá venderlos a un precio mayor del que los adquirió, obteniendo así un rédito. La clave está, entonces, en tener la información y la sensibilidad para prever este aumento del valor.

La especulación y las opciones binarias

Las opciones binarias son, también, un ejemplo de especulación financiera, ya que de la capacidad del inversor de predecir una tendencia depende el éxito de la inversión. La gran diferencia entre la especulación en el mercado bursátil y las opciones binarias es que, en estas últimas, el inversor no debe prever solamente un movimiento positivo, sino predecir la tendencia de un activo elegido.

Además, para este sistema binario, lo que el inversor hace no es adquirir un activo del mercado, sino simplemente apuesta su dinero en el pronóstico. Lo que esto tiene de ventaja es que el inversor puede llegar a beneficiarse de las fluctuaciones negativas de un bien financiero, siempre y cuando sea capaz de preverlas.

Para que una especulación o predicción sea exitosa, el operador debe aplicar una estrategia, fundada en el estudio profundo de los activos que se encuentran en juego. Tanto para un inversor experimentado como para el que recién se inicia en las finanzas, contar con información transparente sobre el pasado y el estado del activo puede definir el éxito o el fracaso de la inversión.